El impacto de digitalizar la empresa

¿Qué es digitalizar una empresa?

La digitalización empresarial consiste reinventar una organización empleando la tecnología en todos los aspectos.

Pero no solo se trata de implementar herramientas tecnológicas con el propósito de optimizar la eficiencia, sino por el contrario, emplear a la tecnología en el rediseño del modelo de negocios. Es decir, hacer una actualización completa de la cultura empresarial.

Este cambio es tan necesario porque la tecnología ha sido la responsable de la evolución de las plataformas convencionales. Incluso muchas empresas que han sido incapaces de adaptarse a la transformación digital, han tenido que cerrar sus puertas y suspender sus servicios. De ahí que se afirme el carácter prácticamente obligatorio que este cambio implica.

Si bien puede que este proceso sea especialmente difícil para algunas organizaciones, es esencial conocer los pasos básicos para iniciar este proceso.

¿Cómo se inicia con el proceso de digitalización de una empresa?

  1. Evalúa a tu empresa: Tienes que saber de dónde partirás para iniciar con el proceso. ¿Cómo funciona la organización internamente? ¿cómo lo hace externamente? Es de suma importancia detallar cada uno de los procesos internos y externos, muchas veces estos procesos no están muy claros, incluso hasta pueden no existir.
  1. Planificación, darle prioridad al cambio: Cuando se fija como objetivo esta serie de cambios, debes colocarlos como una prioridad. Es necesario invertir tiempo y recursos en ello.
  1. Buscar apoyos: El apoyo del equipo directivo de la empresa es fundamental para la transformación digital de las empresas. También debe existir un líder comprometido para convencer a todos los involucrados sobre las implicaciones positivas de éste proceso.
  1. El talento humano: La digitalización empresarial no será una posibilidad, sino no se contrata a un equipo especializado en el área. Son ellos los más indicados para identificar las necesidades y colocar en práctica los cambios que se plantearán.
  1. Comienza a brindar una experiencia mejor al cliente: Si bien la tecnología es uno de los pilares de este proceso, no se debe olvidar por igual que en realidad son los consumidores quienes la guían. Es necesario entender qué quieren los clientes y por qué lo quieren. Estas opiniones serán las conductoras de los procesos internos de cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.